Hermana de malabarista muerto en Panguipulli pide que se haga justicia

oznorMB

Tristeza y justicia son las sensaciones de la familia del malabarista Francisco Martínez, quien murió luego de que un carabinero en Panguipulli le disparara a quemarropa en medio de un control policial.

Su hermana Rocío Caviedes contó que al joven artista “le gustaba patiperrear, conocer, caminar y no molestar a nadie. Él se mantenía solo, jamás me llamó para pedirme dinero para alimentarse o vivir. Él trabajaba con su malabarismo y artesanía”.

La mujer indicó que su hermano había perdido su cédula de identidad y que por eso no la llevaba consigo. “Cuando el carabinero le pregunta por el carnet, no lo tenía, no era que no quisiera pasarlo, es que lo perdió”, dijo.

“Mi hermano No era un delincuente, no estaba asaltando a nadie, por simplemente pedirle el carnet terminó muerto”, expresó.

Su enfermedad

Rocío aseguró además que Francisco tenía esquizofrenia, una condición psiquiátrica que nunca le habría causado problemas, pero que no se trataba.

“Pancho tenía una condición psiquiátrica, pero no era violento”, señaló. “Lo único que yo pido es que se haga justicia”, añadió.

Una familia golpeada

Rocío confirmó además que es la segunda vez en menos de un año que se ven afectados como familia por el cuestionable actuar de Carabineros, ya que Francisco era tío directo de Anthony Araya, el joven de 16 años que fue lanzado al río Mapocho en octubre pasado también por un funcionario policial.

“Dos veces pasar por lo mismo es fuerte, estamos shockeados, porque nadie iba a pensar que nos iba a pasar dos veces lo mismo con carabineros, pero ahora Pancho murió”, dijo.

Cabe informar que el cuerpo de Francisco Martínez fue trasladado hasta Puente Alto, donde la familia y amigos buscarán darle el último adiós.

A %d blogueros les gusta esto: