Menor fue abusada 11 años por su madre y el padrastro

Un hombre y su pareja fueran sentenciados a presidio perpetuo tras ser declarados culpables de abuso sexual y violación reiterada de la hija de la mujer en Angol, región de La Araucanía.

En el juicio oral, el Ministerio Público pudo acreditar que los hechos comenzaron a ocurrir el año 2006, cuando la víctima tenía 9 años, luego de que su madre iniciara una relación sentimental con un chofer de locomoción colectiva pocos meses después de que falleciera su esposo y padre de la menor.

Según explicó el fiscal del Ministerio Público, Cristian Gacitúa, ambos ahora condenados se concertaron para violar a la niña, dinámica en que la madre jugó un rol clave, pues además de participar de las agresiones, manipuló a la menor para que consintiera los vejámenes.

Las agresiones ocurrieron de forma reiterada desde fines de 2006 a inicios de 2017, cuando la víctima tenía cerca de 20 años.

La sentencia acogió la petición de la Fiscalía e impuso a los condenados la pena de presidio perpetuo simple por los delitos reiterados de abuso sexual infantil, violación infantil, además de abuso y violación de mayor de 14 años.

A %d blogueros les gusta esto: