Constituyentes dicen que su presupuesto actual ya no alcanza

La presidente de la Convención Constitucional, Elisa Loncon, emplazó públicamente al Presidente Sebastián Piñera tras la negativa de la Dirección de Presupuestos, a entregar más de 1.700 millones de pesos al órgano encargado de redactar una nueva Carta Magna para financiar las asignaciones – asesorías, viáticos y gastos operacionales – de aquí a fin de año, lo que tensiona nuevamente la relación entre la asamblea y el Gobierno.

Según altas fuentes de la convención, con el presupuesto aprobado por el Congreso para su instalación, se podría cubrir los gastos solo hasta septiembre, pues en estricto rigor, anteriormente no aumentó las asignaciones, sino que tal como dice la Constitución, las fijó, pues previo a eso solo había un presupuesto base para la instalación, que dividido entre 155 convencionales daba cerca de 1 millón y medio de pesos mensuales en asignaciones.

El vicepresidente de la Convención Constitucional, Jaime Bassa explicó que, en cuanto a recursos, tienen solo «hasta fin de mes» para seguir funcionando y que «a las 2 semanas de instalada la constituyente ya se había ejecutado el 80% del presupuesto».

El ministro de la SegPres, Juan José Ossa, entregó más detalles sobre la decisión y señaló que «lo que dice la Dipres son básicamente dos cosas: una que existe un marco de estrechez fiscal, pero también que espera una especie de mayor claridad de para qué son los recursos».

El proceso constituyente, que se planteó para amainar la ola de protestas -la mayor crisis social en los 31 años de democracia chilena- culminará previsiblemente en 2022 con la celebración de otro plebiscito que ratifique el nuevo texto.

A %d blogueros les gusta esto: